X

EDP Renováveis, Mitsubishi, Chiyoda, Engie y Repsol crean un consorcio para construir un parque eólico marino flotante en Portugal con la tecnología WindFloat de Principle Power

EDP Renováveis, Mitsubishi, Chiyoda, Engie y Repsol crean un consorcio para construir un parque eólico marino flotante en Portugal con la tecnología WindFloat de Principle Power

EDP Renováveis (EDPR), Mitsubishi Corporation (a través de su filial Diamond Generating Europe), Chiyoda Corporation (a través de su filial Chiyoda Generating Europe), Engie y Repsol han anunciado hoy un acuerdo para establecer un parque eólico marino flotante en la costa norte de Portugal, conocido como el proyecto WindFloat Atlantic (WFA).

Está previsto que el proyecto, ubicado a 20 km de la costa de la localidad portuguesa de Viana do Castelo, esté operativo en 2018 y cuente con tres o cuatro aerogeneradores sobre cimientos flotantes, con una capacidad total de 25 MW. El proyecto WFA se beneficiará del apoyo de la Comisión Europea a través del programa NER 300, y del Gobierno portugués gracias al Fondo del Carbono luso. Asimismo, el proyecto ha sido seleccionado en el marco del programa InnovFin del Banco Europeo de Inversiones.

El consorcio usará la tecnología WindFloat, un sistema innovador de cimientos semisumergibles desarrollado por Principle Power, Inc. Esta tecnología ya se aplicó en el primer prototipo de esta clase, denominado WindFloat 1, ubicado cerca de Póvoa do Varzim. Éste consta de un aerogenerador comercial Vestas V80 de 2 MW erigido sobre un cimiento flotante WindFloat para aerogeneradores marinos.

El prototipo ya ha producido más de 16 GWh a lo largo de sus casi cuatro años de explotación, demostrando un rendimiento excelente incluso en condiciones meteorológicas extremas. Sus exitosos resultados han sido fundamentales para la creación de este consorcio y el lanzamiento del proyecto WindFloat Atlantic, cuyo objetivo es demostrar el potencial económico y la fiabilidad de esta tecnología y dar un paso adelante hacia su comercialización.

Este proyecto representa un avance clave en el posicionamiento de la tecnología WindFloat como líder en el ámbito de la generación de energía eólica marina en aguas profundas.