X

El flujo de caja de explotación de EDP Renováveis registró un crecimiento interanual del 25% hasta 491 millones de euros

El flujo de caja de explotación de EDP Renováveis registró un crecimiento interanual del 25% hasta 491 millones de euros

EDP Renováveis (Euronext: EDPR), líder mundial en el sector de las energías renovables y el tercer mayor productor mundial de energía eólica, ha anunciado que en los nueve primeros meses de 2011, la producción eléctrica creció un 22% hasta 12,0 TWh. Durante los últimos doce meses la compañía ha aumentado su capacidad instalada en 953 MW, de los cuales 604 MW se han incorporado entre enero y septiembre de 2011 (alrededor del 75% de las incorporaciones previstas para el ejercicio 2011). Con respecto al mismo periodo del año anterior, EDPR ha conseguido mantener los factores de carga en toda su red en el 28%, uno de los más altos del sector, lo que pone de relieve la calidad y diversificación de su cartera de activos en explotación. Por mercados geográficos, los factores de carga se situaron en el 25% en Europa, el 31% en EE.UU. y el 34% en Brasil.

Los ingresos y el EBITDA crecieron respectivamente un 16% interanual en los primeros nueve meses de 2011, en línea con el fuerte crecimiento operativo, y el margen de EBITDA se situó en el 71%. Los ingresos ascendieron a 769 millones de euros gracias al fuerte incremento de la producción eléctrica en EE.UU. ( 28% interanual) y Europa ( 14% interanual), y a un excelente factor de carga del 28%.

El beneficio neto entre enero y septiembre de 2011 ascendió a 63 millones de euros, cifra que supone incrementar 2,8 veces los 22 millones de euros del mismo periodo del año anterior. El resultado neto se benefició del fuerte crecimiento operativo y de una mayor vida útil de los activos. El flujo de caja de explotación creció un 25% en tasa interanual hasta 491 millones de euros en los nueve primeros meses del ejercicio y cubrió las inversiones en inmovilizado del periodo en un 95%.

Durante los últimos 12 meses, EDPR ha llevado a cabo una reorganización de la cartera de activos que ha permitido mejorar su perfil de riesgo y seguir apostando por proyectos de la máxima calidad. La coherente estrategia de financiación de la compañía le ha permitido controlar los costes de capital, mantener el riesgo de refinanciación en niveles reducidos y disponer de múltiples fuentes de financiación. Se prevé que el flujo de caja de explotación siga creciendo de la mano del capital invertido en proyectos con ingresos visibles, precios por encima de la media y buenos factores de carga.