X

Lo que hacemos

EDPR se dedica al desarrollo, la construcción y la explotación de parques eólicos y plantas solares de primera calidad en todo el mundo. La internacionalización de estas tres etapas fundamentales del desarrollo del proyecto, junto con la promoción de mejoras continuas, son esenciales para obtener el mejor valor de nuestros activos.

Fase de desarrollo

Nuestro futuro sostenible depende de una firme labor de desarrollo.
Los equipos de EDPR, compuestos por operadores cualificados y con elevada experiencia, empiezan localizando un emplazamiento con una fuente de energía renovable de calidad, ya sea solar o eólica, con líneas de transmisión de electricidad cercanas. Tras asociarse con los municipios o con los propietarios de los terrenos, empieza el proceso crítico de medición del viento, donde la recopilación de datos puede llevar varios años.

Para las plantas solares, medir la fuente de irradiación supone un proceso más corto, ya que la luz solar no se ve demasiado afectada por las características geográficas del lugar. Si el emplazamiento sigue siendo prometedor, se llevan a cabo nuevos estudios y se garantizan las licencias hasta que se tome la decisión de invertir en dicho lugar.

Fase de construcción

El objetivo de EDPR es convertirse en referencia en la industria para construir las plantas solares y los parques eólicos más competitivos, seguros y eficientes.
Nuestros equipos de Compras, Ingeniería y Construcción están equipados adecuadamente para seleccionar los mejores sistemas de paneles solares y turbinas eólicas en función de las especificaciones de cada proyecto. Asimismo, utilizamos nuestra propia experiencia para diseñar los mejores emplazamientos y garantizar normas de construcción e ingeniería de primera categoría.

Generalmente, la construcción de un parque eólico dura entre seis y doce meses, mientras que las plantas solares pueden construirse en un periodo de tiempo notablemente más corto, dependiendo de las dimensiones del proyecto. Trabajamos para minimizar las alteraciones de la tierra y devolver el lugar a su estado inicial. En la mayoría de los casos, las turbinas eólicas y las carreteras de acceso ocupan menos del uno por ciento de la tierra en toda la superficie del proyecto, mientras que el terreno restante sigue estando disponible para actividades agrícolas. En el caso de las plantas solares, la superficie ocupada es mayor, aunque los emplazamientos son mucho más pequeños y, en muchas ocasiones, pueden instalarse en baldíos que no son aptos para la agricultura u otros propósitos.

Fase de explotación

Como propietario y operador, EDPR se compromete a mantener en funcionamiento sus proyectos a largo plazo, en beneficio de sus accionistas y partes implicadas, al tiempo que continúa con su impacto medioambiental al mínimo.
Nuestros parques eólicos tienen un ciclo de vida prevista de veinticinco años, de ahí que sea crítico para nuestra longevidad que nos centremos en mantener los niveles más elevados de disponibilidad, a través de programas de mantenimiento organizador con regularidad e iniciativas de mejora del rendimiento, al mismo tiempo que minimizamos los costes asociados a través de nuestra sólida estrategia de O&M.

EDPR aumenta su experiencia a la hora de operar más de 9 GW de capacidad instalada para garantizar la mejora continua y la implementación de las mejores prácticas.