Estrategia de rotación de activos impulsan beneficio neto hasta los 343 millones

edpr news

edpr_meadow_lake

Estrategia de rotación de activos impulsan beneficio neto hasta los 343 millones

Miércoles 24, Julio 2019

Los ingresos de la compañía se incrementan en un 9% hasta alcanzar los 1.005 millones de euros. El EBITDA suma 961 millones de euros (+ 40% interanual). Durante el primer semestre de 2019, la cartera en producción de EDPR aumentó en 720 MW hasta los 11,8 GW, repartidos en 11 países.

Madrid, 24 de julio de 2019: EDP Renováveis (Euronext: EDPR), líder mundial en el sector de las energías renovables y uno de los mayores productores mundiales de energía eólica, ha anunciado hoy que, a 30 de junio, la compañía gestionaba una cartera de activos de explotación de 11,8 GW, con una antigüedad media de 8 años y repartidos en 11 países, de los cuales 11,4 GW están totalmente consolidados y 371 MW lo están por el método de puesta en equivalencia. En los últimos doce meses, la cartera de EDPR se incrementó en 720 MW, de los cuales 318 MW se ubican en Norteamérica, 266 MW en Europa y 137 MW en Brasil. A 30 de junio de 2019, la compañía tenía 1,3 GW de nuevos proyectos en construcción, de los cuales 993 MW corresponden a proyectos onshore y 330 MW a participaciones accionariales en proyectos marinos y flotantes.

Entre enero y junio de 2019, EDPR ha suministrado 16,2 TWh de electricidad limpia (aumento interanual del 5%), evitando así la emisión de 11 millones de toneladas de CO2. La evolución interanual se vio afectada por unos recursos eólicos por debajo de la media, una situación que se ve contrarrestada por las incorporaciones de capacidad en los últimos 12 meses (+680 EBITDA MW interanual). El precio de venta medio se incrementó un 5% en términos interanuales, impulsado por la recuperación de los precios en Europa oriental, el incremento de los precios en España y EE. UU. y el cambio de divisas.
 

Resultados financieros

Como resultado del descenso de los recursos eólicos (-1 pp interanual, -28 millones de euros en base interanual), el incremento de la capacidad (incremento medio de MW de +6%; +71 millones de euros con base interanual), el aumento de los precios medios de venta (+5% interanual; +29 millones de euros en base interanual), el efecto positivo de los tipos de cambio (+27 millones de euros en base interanual) y la expiración prevista de los créditos fiscales a la producción (PTC) a diez años de estructuras de bonificaciones fiscales específicas (-22 millones de euros en base interanual), los ingresos alcanzaron los 1.005 millones de euros (+9% interanual).

La partida de «Otros ingresos de explotación» alcanzó los 253 millones de euros (+198 millones de euros en base interanual), con una evolución interanual que refleja los beneficios derivados de la venta de una cartera de 997 MW, anunciada el 19 de abril.

Los costes de explotación se situaron en 297 millones de euros (+1% interanual), excluidos 23 millones de euros de la aplicación de la NIIF 16 (arrendamientos y alquileres).

Como consecuencia, el EBITDA alcanzó los 961 millones de euros (+40% interanual) y el EBIT aumentó hasta los 667 millones de euros (frente a los 427 millones de euros en el primer semestre de 2018), y la aplicación de la NIIF 16 conllevó el incremento de las depreciaciones en 17 millones de euros durante el periodo. Los gastos financieros netos aumentaron hasta los 189 millones de euros (+56 millones de euros frente al primer semestre del ejercicio anterior), y en la comparación interanual incidieron los 15 millones de euros en concepto de ganancias registradas en el primer trimestre de 2018 por la liquidación de una participación en un proyecto marino en el Reino Unido y los 14 millones de euros derivados del nuevo tratamiento de los arrendamientos en virtud de la NIIF 16 en el primer semestre de 2019, junto con una deuda media superior.

El beneficio neto entre enero y junio ascendió a 343 millones de euros (+147% interanual). Los intereses minoritarios del periodo sumaron 91 millones de euros, lo que supone un descenso interanual de 10 millones de euros como resultado de la evolución de los ingresos provenientes de los parques eólicos.

A cierre del período reportado, la deuda neta representaba 3.728 millones de euros (+668 millones de euros frente a diciembre de 2018), lo que refleja, por un lado, el efectivo generado por los activos y, por el otro, las inversiones en el periodo y los efectos de conversión. Los pasivos denominados «asociaciones institucionales» se situaron en 1.178 millones de euros gracias a los beneficios obtenidos por los proyectos y los socios de las estructuras de tax equity (-8% frente a diciembre de 2018 en dólares estadounidenses).