edpr news
Corbera

Resultados de EDP Renováveis para el primer semestre de 2020: la compañía registra un beneficio neto de 255 millones de euros mientras avanza con éxito en la ejecución de su Plan de Negocio

Jueves 03, Septiembre 2020

Durante el primer semestre de 2020, la cartera de explotación de EDPR se situaba en 11,4 GW, repartida en 11 países, además de los más de 2,3 GW en fase de construcción.

Los ingresos alcanzaron los 913 millones de euros (-9% interanual), incluidas desinversiones.

El EBITDA asciende a 793 millones de euros (-18% interanual).

Madrid, 3 de septiembre de 2020: EDP Renováveis (Euronext: EDPR), líder mundial en el sector de las energías renovables y uno de los mayores productores mundiales de energía eólica, anuncia hoy que, a 30 de junio, la compañía gestionaba una cartera de activos de explotación de 11,4 GW, con una antigüedad media de 9 años, repartida en 11 países, de los cuales 10,9 GW estaban totalmente consolidados y 550 MW lo estaban por el método de puesta en equivalencia (España y EE. UU.). En los últimos doce meses, la compañía ha incorporado un total de 986 MW, que incluyen la participación al 50% en una cartera de energía solar en EE. UU. de 278 MW. Durante este periodo, EDPR ha llevado a cabo satisfactoriamente ventas que suman un total de 1,3 GW y ha desmantelado 18 MW en España con fines de repotenciación. En total, a junio de 2020, la variación neta interanual de la cartera consolidada de EDPR fue negativa en una medida de 326 MW.

En el periodo, de conformidad con su estrategia de venta, EDPR completó con éxito la desinversión de la totalidad de su participación en el parque eólico Babilonia, de 137 MW y ubicado en Brasil, tal y como anunció en julio de 2019. A junio de 2020, la nueva capacidad en construcción de EDPR ascendía a 2,3 GW, de los cuales 1.800 MW corresponden a energía eólica terrestre, 200 MW a energía solar fotovoltaica y 330 MW a participaciones accionariales en proyectos marinos.

Entre enero y junio de 2020, EDPR suministró 14,7 TWh de electricidad limpia (-9% interanual), evitando así la emisión de 10 millones de toneladas de CO2. La evolución interanual se sitúa en consonancia con la menor capacidad instalada en base interanual tras la ejecución de la estrategia de venta de EDPR [tercer trimestre de 2019: 997 MW en activos europeos (-1,2 TWh en base interanual); primer trimestre de 2020, 137 MW en Brasil (-287 GWh en base interanual)].

Rui Teixeira, consejero delegado interino de EDP Renováveis, comentó: «Estos resultados reflejan nuestros sólidos cimientos, y la implementación de este plan estratégico está en una fase más avanzada de lo planeado en términos tanto de objetivos de capacidad mundial como de desinversiones. Hoy día, somos una firma sólida que puede hacer frente a los retos que el mercado nos depara».

En cuanto a los resultados financieros, los ingresos descendieron hasta los 913 millones de euros (-9% interanual), dado que los efectos derivados de la capacidad en MW (-79 millones de euros en tasa interanual, incluidas las operaciones de desinversión) y los recursos eólicos (-52 millones de euros en base interanual) no se vieron compensados por el aumento de los precios de venta medios (+22 millones de euros interanuales) y por el efecto positivo de los tipos de cambio y otros factores (+16 millones de euros en base interanual).

La partida de otros ingresos operativos ascendió a 194 millones de euros (-59 millones de euros frente al primer semestre de 2019), con una evolución interanual que refleja los beneficios (+219 millones de euros) relativos a la venta de una cartera de 997 MW (491 MW netos para EDPR) en el primer semestre de 2019, junto con 145 millones de euros de plusvalías contabilizadas en el primer semestre de 2020 relativas a las operaciones offshore, en concreto, las participaciones ya vendidas a la joint-venture offshore con Engie (cuya venta a Windplus (Portugal) y Mayflower (EE. UU.) sigue pendiente en virtud del contrato firmado en enero de 2020).

Los costes de explotación ascendieron a 309 millones de euros (+4% interanual). En términos comparables —ajustados por las operaciones de venta, los costes de proyectos marinos (repercutidos a vehículos para fines especiales de proyectos), las comisiones de servicio, los costes extraordinarios y los efectos cambiarios— los costes de explotación básicos por MW medio fueron de +3% interanual, en vista de los costes anticipados para apuntalar el crecimiento esperado en los próximos años.

Así, el EBITDA ascendió a 793 millones de euros (-18% en base interanual) y el EBIT, a 501 millones de euros (frente a los 671 millones de euros del primer semestre de 2019), y las operaciones de venta tuvieron un efecto positivo de -16,7 millones de euros en la depreciación y amortización que se vio parcialmente compensado por la nueva capacidad. Los gastos financieros netos disminuyeron hasta los 164 millones de euros (-25 millones de euros frente al primer semestre de 2019), y en la comparación interanual incidieron el menor endeudamiento y la disminución del coste medio de la deuda durante el periodo.

En términos de beneficios, se alcanzó un beneficio neto de 255 millones de euros (-26% interanual), derivado principalmente de la disminución del EBITDA. Los intereses minoritarios del periodo sumaron 76 millones de euros, lo que supone un descenso interanual de 14 millones de euros como resultado de los activos vendidos.

A junio de 2020, la deuda neta ascendía a 3.027 millones de euros (+224 millones de euros frente a diciembre de 2019), lo que refleja, por un lado, el efectivo generado por los activos y, por el otro, las inversiones en el periodo y los efectos de conversión de moneda. Los pasivos denominados «asociaciones institucionales» representaron 1,376 millones de euros (+89 millones de euros en comparación con diciembre de 2019) gracias a los beneficios obtenidos por los proyectos y los socios de las estructuras de tax equity, a lo que se sumó una nueva estructura institucional de financiación de tax equity durante el periodo.

Hasta la fecha, la compañía ha seguido implementando su Plan de Negocio: desde el cierre comprendido en estos resultados, EDPR ha cerrado la desinversión de dos carteras de activos por un valor cercano a los mil millones de euros. La primera, anunciada en julio, corresponde a parques eólicos terrestre en España con una capacidad instalada de 242 MW. La segunda, comunicada en septiembre, consiste en una participación del 80% en activos eólicos y fotovoltaicos ubicados en EE.UU. y con una capacidad instalada de 563 MW. Mediante estos acuerdos, EDPR ha completado la desinversión de más del 55% de los 4.000 millones de euros planeados para el periodo 2019-2022

Asimismo, la compañía ha continuado avanzando en la consecución de acuerdos para la venta de su producción. En este sentido, tras los acuerdos de PPA y CfD anunciados durante el segundo trimestre de 2020 (el último de ellos siendo un proyecto solar en EE. UU. con una capacidad de 100 MW), EDPR ha contratado el 83% de los cerca de 7,0 GW del objetivo de incorporación de capacidad de energía eólica y solar a escala global para el periodo 2019-2022.